castellano català english





Por Francisco Lozano



Página :     página 2  página 3  página 4  página 5  página 6  página 7  página 8 



De nuevo un interesante artículo de Francisco Lozano, estudiante de nuestra escuela, fisioterapeuta y especialista en medicina tradicional china y acupuntura. En esta ocasión nos introduce en el apasionante estudio de algunos puntos vitales como complemento a nuestra práctica en karate.

Soy de la opinión, de que para practicar y desarrollar un Arte Marcial, no debemos de quedarnos exclusivamente, en la práctica física y de entrenamiento en el Dojo. Si bien es esencial e imprescindible, el componente corporal y físico, creo que también debería de ser saludable, mantener una inquietud permanente, sobre la formación en los contenidos teóricos relacionados con el Budo y especialmente con el karate.

Creo que, poco a poco, en nuestro desarrollo como practicantes de Karate Do, debemos de ir profundizando en la propia Ryu, en sus características teóricas, en su estilo, su historia, sus principios filosóficos, etc …, y entre estos contenidos, los Jintai Kyusho, ocupan un lugar muy específico, en este aprendizaje.

Cuando me acerqué por primera vez a los Jintai Kyusho, se me presentó un mundo amplio, complejo y sobre todo desconcertante. Me encontré con un gran abismo, que lejos de hacerme retroceder se convirtió en un gran estimulo para la investigación y el estudio, y sobre todo, en una fuente generadora de continuos retos. Quisiera compartir con vosotros–as parte de este camino, en el que aún sigo avanzando y aprendiendo.

En primer lugar podemos comenzar desglosando Jintai Kyusho como:

  • Jin: Persona
  • Tai: Cuerpo
  • Kyu: Vital, esencial
  • Sho: Punto
En este sentido, podríamos definir Jintai-Kyusho como los “puntos vitales del cuerpo humano”.

También podemos encontrarlo con otros nombres:
“Dim Mak” (toques mortales) o también “Dim Hsueh” (Toques veneno).

Si bien es cierto que en las diversas Ryus (escuelas) existentes, siempre ha existido un recelo en explicar y/o difundir de forma apresurada a cualquier persona, el conocimiento que existía en torno a estos puntos vitales, por el posible mal uso que se pudiera hacer de ellos, también creo que es de vital importancia ir familiarizándose con éstos, por varias razones. En primer lugar porque los Jintai Kyusho están siempre presentes en la práctica del Karate. Siempre que realizamos algún tipo de acción, defensiva u ofensiva, estamos dirigiendo nuestros brazos, puños, codos, rodillas o piernas, hacia algún punto concreto, hacia alguna zona en particular. No defendemos o golpeamos al azar. Dirigimos nuestra atención a zonas o puntos precisos.

En nuestra práctica común podemos alcanzarlos, y actuar sobre ellos, sin tener un conocimiento previo, o peor aún, con un conocimiento simple o sesgado de donde estamos tocando, presionando o golpeando. Debemos de ser conscientes de que en muchas ocasiones, solemos trabajar con el apoyo de un compañero-a, de un Uke, y el desconocimiento de estos Jintai Kyuso pueden acarrear lesiones o daños a dicha persona, que “nos presta su cuerpo” para ir conjuntamente aprendiendo. Estos daños pueden variar desde lesiones leves, hasta complejas y bastante graves.

En segundo lugar creo, que sobre todo podemos beneficiarnos de estos puntos vitales para actuar desde una vertiente más amplia, conociendo su aplicación en el ámbito de la salud, con lo que los beneficios que podemos encontrar aprendiéndolos son aún mayores.

A lo largo de nuestra vida, afortunadamente, en muy pocas ocasiones, tendremos que usar, las diversas técnicas físicas aprendidas y desarrollas en el Dojo para salvar nuestra integridad ante unas posibles agresiones. Sin duda, vamos a tener muchísimas más oportunidades de utilizar dichos puntos vitales, como recursos de gran importancia en el establecimiento, la conservación y la mejora de la salud. Es en este campo donde quisiera dedicar mi atención.

Es necesario recordar que el Karate siempre ha ido de la mano de la salud. Los grandes maestros siempre han relacionado Karate y salud. No son elementos dispares o enfrentados. Ya la edición inglesa de McCarthy , “Bubishi”, (la Biblia del Karate), integra en sus páginas no solamente técnicas de lucha concretas, sino un complejo tratado de medicina y el uso de plantas medicinales (fitoterapia). Remarcando la importancia de la relación existente entre artes marciales y trabajo con la salud.

Fácilmente podemos encontrar en diversos manuales, y/o bibliografía, una descripción de dichos puntos, que no deja de ser en demasiadas ocasiones, somera o superficial, donde se nos muestra una localización anatómica, más o menos, concreta , (a veces inexacta), pero lo cierto es que poco más encontramos sobre estos puntos. Mi intención es también, la de profundizar en este sentido.

Creo que debemos de conocer muy bien este aspecto de formación, ya que un uso inadecuado puede acarrear diversos problemas. Debemos de recordar que la estimulación (que puede ser diversa: por golpeo, por fricción, por presión, etc…) de dichos puntos, puede acarrear desde un simple mareo, a una perdida de visión, un coma, e incluso producir la muerte de la persona. Y que por el contrario una manipulación concreta, estimulando un punto o una zona, nos puede ayudar a facilitar el equilibrio del cuerpo, aportando un beneficioso camino hacia la salud.

No quisiera detenerme demasiado en profundizar en el uso marcial, la forma de golpearlos, la mejor franja horaria donde actuar sobre ellos, los diversos efectos que se pueden conseguir, la combinación de puntos entre sí, etc…

Por el contrario quisiera que nos fuésemos acercándonos a cada punto, desde las diversas acepciones por las que se conocen, su relación con los procesos energéticos, con los que éstos se relacionan a través de diversas disciplinas que abarcan desde la Medicina Tradicional China, hasta la Medicina Ayurvédica India, así como realizar una breve descripción de su uso y aplicación para la salud.


Página :     página 2  página 3  página 4  página 5  página 6  página 7  página 8