castellano català english


             


[3] JUROKU (16 técnicas)
     AOYAGI ó SEIRYU (sauce verde) (SEIRYU pronunciación china)
     MIOYO (cosa muy bella)

Parece ser que el maestro Mabuni crea estos katas en la época inicial en Osaka, cuando se establece para difundir karate en Japón. En esa época los principios no son muy alentadores, por lo que tiene que crear unos ejercicios atractivos para los jóvenes estudiantes de las escuelas secundarias y universidades de la región de Kanzai (Osaka), demostrando en ellos la parte efectiva de karate o defensa personal.

Estos katas en algunos circulos se consideran muy fáciles, nada más lejos de la realidad. Estos ejercícios, aparentemente de corta ejecución esconden técnicas muy complejas y de dificultad considerable. Destacar la riqueza y variación de técnicas en estos katas.

Estos tres ejercícios formales o katas los podríamos catalogar también como "katas puente" para llegar a trabajar determinadas técnicas consideradas superiores, sin tener que conocer los ejercicios o katas de más alto nivel.

El kata AOYAGI se caracteriza por el trabajo de la técnica SASHI-TE, técnica muy característica y preferida del maestro Mabuni, la cual es aplicable ante situaciones de defensa, ataque y agarre. Similitud en ese trabajo con el kata NIPAIPO.

El kata MIOYO se caracteriza por el trabajo de las dos manos, y sobre todo por el trabajo de la mano abierta. Ejercício este con una gran aplicación ante agarre con múltiples variantes, similitud en ese trabajo de dos manos con el kata GOJUSHIHO.

El kata JUROKU se caracteriza por el trabajo de esquivas y desplazamientos del cuerpo, y también por el trabajo "muy peculiar" del maestro Mabuni de las técnicas KARA-UKE y AI-TSUKI. Muy apreciable en este kata es también el trabajo de las diferentes técnicas de mano abierta en ataque y defensa.

Kenei Mabuni comenta en diferentes ocasiones la creación de los katas AOYAGI y MIOYO para chicas, y JUROKU para chicos. Esta situación es un poco incomprensible en esta época, pero sí en aquellos tiempos, por las connotaciones culturales y sociales del Japón de la época. Kenwa Mabuni fue un pionero en impulsar la igualdad social de la mujer y el hombre. De hecho su mujer le ayudaba en ocasiones en su entrenamiento diario.

Kenwa Mabuni comenta en su libro "karate Niu Mon" la intención en esos inícios en Osaka de acercar el karate a las mujeres creando el kata MIOYO (nombre del colegio femenino en que enseñaba karate) y AOYAGI o SEIRYU. Fué asi como consiguio que karate fuese introducido en la enseñanza de los institutos femeninos. La forma de iniciar estos katas es única y muy característica, colocando las manos superpuestas protegiendo los senos.

Estos katas se realizan con velocidad en las técnicas, y un ritmo muy dinámico en sus acciones. Utiliza en todos ellos una gran variedad de técnicas de ataque y defensa. Los ataques de codo, situaciones defensivas sobre agarres, y ataques en zonas vitales son muy manifiestas en estos ejercícios.

El conocimiento correcto de estos tres ejercícios, sin ninguna duda, le da al estudiante de karate una disposición óptima para su autodefensa. Esta era la Intención del maestro Mabuni para con estos katas.


[4] MATSUKASE (viento de pino)

Históricamente este kata lo crea (modifica) el maestro Mabuni a partir del antiguo kata WANKAN.

Como en los katas anteriores el trabajo de la mano abierta es notable. La similitud de algunas técnicas con los katas JUROKU y OYAGI es manifiesta, incluso partes del ejercício se parecen notablemente.

Kata también este con aplicación ante agarres y aplicación de las técnicas KARA-UKE y AI-TSUKI "técnicas preferidas del maestro".

El ritmo de ejecución es rápido y dinamico, combinando en diferentes fases del kata las técnicas de mano abierta y puño con una gran velocidad.

Históricamente existe muy poca documentación al respecto de los katas creados por el maestro Kenwa Mabuni, su hijo Kenei en algunas ocasiones, hace mención, con pequeñas pinceladas de información al respecto. Pero realizando un somero análisis técnico de los mismos, de lo que no cabe ninguna duda, es que todos ellos estan impregnados de su peculiar manera de entender karate o filosofía "Método Mabuni". Sin ninguna duda un trabajo apasionante para cualquier practicante de karate con inquietudes, ganas de evolucionar, e intentar entender tan antiguo arte marcial.