castellano català english


           


Kenwa Mabuni
    El maestro Kenwa Mabuni nace el 14 de noviembre de 1889 en Toozoo (Shuri), provincia de Okinawa. Sus antepasados se distinguieron como valerosos guerreros al servicio del rey cuando Okinawa era todavía Ryu Kyu.

Los diversos cambios producidos en esa época, y la necesidad de poder subsistir y llevar la familia adelante, hacen que su padre Kenpo Mabuni tenga que convertirse en pastelero.

De niño, Kenwa Mabuni poseía una salud frágil y buscó la manera de volverse más fuerte a imagen de sus antepasados. De este modo fue iniciado en karate a la edad de 10 años por Zeihaku Matayoshi un sirviente por entonces de la familia Mabuni.

En la misma ciudad de Shuri, vivía el prestigioso maestro Anko Itosu. Según la costumbre de la época, para ser admitido como alumno, se debía de ser presentado por alguna persona de relevancia que fuera una garantía, y de este modo recomendado por un amigo de su padre, Kenwa Mabuni es presentado al maestro Itosu. Kenwa Mabuni le mostró el antiguo kata Naifanchin aprendido, y el maestro Itosu se comprometió a enseñarle la nueva versión de ese kata. A partir de ahí se inicia en las técnicas de Shuri-Te a la edad de 13 años con el maestro Itosu, convirtiéndose en su discípulo y permaneciéndole fiel hasta su muerte.

A partir de entonces, Kenwa Mabuni "no faltó ni un solo día de instrucción, ni siquiera un día de ciclón", según palabras de su hijo Kenei Mabuni.


"Desde su ingreso en el dojo del maestro Anko Itosu, mi padre no falto ningún día a un entrenamiento e incluso en medio de un tifón fue capaz de asistir a la clase, siendo después regañado por su maestro a causa del peligro que había corrido…"

Epílogo Karate-Do Niu Mon (Invitación al Karate-Do)
de Genwa Nakasone por Kenei Mabuni.


En este dojo se formaron muchos maestros que tuvieron posteriormente una gran relevancia en el desarrollo del karate, como fueron Kentsu Iabe, Choomo Hanagusuku, Yamakawa Chooren, Choosin Chibana, Anbum Tozuda, Maki Shiroma o el propio Kenwa Mabuni.

En aquellos tiempos el karate apenas estaba difundido y el gimnasio tampoco estaba tan bien preparado como los actuales. El maestro Itosu no tenía una escuela; sencillamente enseñaba su karate a unos pocos aprendices. Utilizaba el jardín de su propia casa como dojo, al aire libre.

El maestro Kenwa Mabuni aprendió de su maestro las técnicas de Shuri-te. El maestro Itosu muere a la edad de 85 años.

En 1902, es admitido en el Instituto Departamental de Okinawa, donde el karate no era por entonces todavía enseñado. Tres años después en 1905, decide cambiar para ser admitido en la Escuela Marítima, terminando sus estudios tres años después. Contaba entonces con 19 años de edad.

Chojun Miyagi
Comienza a trabajar como profesor sustituto en la Escuela Primaria de Naha. Durante esta época a la edad de 20 años conoce y traba amistad con Chojun Miyagi, el cual le presentará a su maestro Kanryo Higaonna. Higaonna había marchado de joven a China, donde aprendió el kenpo chino en la ciudad de Fukien, de regreso a Okinawa fundó Naha-Te. Así fue como Kenwa Mabuni, gracias a la recomendación de su amigo Choyun Miyagi , pudo aprender directamente de la fuente de Naha-Te.

Pero al cabo de 2 años el maestro Mabuni tuvo que partir al servicio militar obligatorio de la época, sirviendo en la guarnición de Kumamoto. A su licenciamiento en 1912 entra aconsejado por Miyagi en la escuela de policía de Okinawa.

En 1914, con 25 años, se convierte en inspector de policía, permaneciendo en ese puesto durante una decena de años. Durante ese período practicó también judo y kendo, conquistado por estas disciplinas, se dedicó a ellas con pasión. En varias ocasiones y según le contó a su hijo Kenei, tuvo la necesidad de arrestar a peligrosos delincuentes, y de la habilidad de la que hizo gala en el desempeño de su trabajo, se debía sin ninguna duda a la práctica del karate y demás artes.

Durante este tiempo, su trabajo le facilita poder encontrarse y aprender de numerosos maestros del arte del combate. Ese motivo hace que pueda rescatar numerosos katas de karate, aprender bo jitsu (arte del bastón) con los maestros Aragaki y Soeshi, y el sai jitsu con el maestro Shinpachi Tabata. La razón principal de que aprendiese tantas técnicas reside en los múltiples cambios de destino que realizó como policía que le permitieron conocer las diferentes técnicas de las escuelas que estaban diseminadas por la isla. En esa época, aprender dichas técnicas marciales era realmente difícil debido al hermetismo y esoterismo del arte.